PORQUÉ NO SE PUEDE SER BUEN LIDER SIENDO MALA PERSONA

by - jueves, octubre 10, 2019

Autora: Belinda Ondo

¡Hola queridos livaglayers! Sé que os he tenido un poco abandonados y lo siento muchísimo. Pero ya estoy de vuelta con otro tema que sé que causará un montón de preguntas y mucha controversia. Cuento con eso, de hecho, me encanta leer diferentes opiniones ¡Espero que no os cortéis!

¿Se puede ser un buen líder siendo mala persona?

En primer lugar, ¿a quién consideramos líder? Según Max Weber, un líder es una persona que guía a otras por el camino correcto para alcanzar objetivos específicos o metas que comparten. Y porque guía a otros, es reconocida como orientadora.

Según el autor, existen tres tipos de líderes: el carismático, el tradicional y el legal.
Se considera líder carismático a aquel atribuido condiciones y poderes superiores a los de otros dirigentes; se considera líder tradicional al que posee el poder ya sea por herencia o por jerarquía; y líder legal al que adquiere el poder democráticamente o es elegido por su capacidad y dominio en ese campo, este es más atribuido en el campo político.

Si nos fijamos bien en las definiciones, veremos que tienen una cosa en común: que para llamarse “líderes” necesitan “seguidores”. Ahora bien, nosotros como lectores, con mentes abiertas y bocas para opinar, ¿podríamos  considerar líder a una persona de reputación dudosa y vil actitud?
Bueno, sigamos describiendo lo que son las características esenciales de un líder, no nos detengamos aquí.

Según Harvard, una de las mejores universidades del mundo, un líder eficaz y apto (tanto en los negocios como en el ámbito social) posee ocho (8) características claves que le hacen digno de la admiración y el respeto de sus seguidores:

1.- Maneja la complejidad. Un buen líder sabe moverse entre dificultades y tiene la habilidad de resolver problemas, tomar decisiones y adaptarse al cambio con agilidad aun sin contar con la información suficiente.

2.-Posee una mentalidad global. Es necesario que un buen orientador tenga conocimiento de lo que ocurre no solo en su entorno sino también alrededor del mundo. Un líder debe poseer lo que comúnmente conocemos como “ inteligencia social”.

3.- Actúa estratégicamente. Los líderes deben estar siempre listos para ajustar sus estrategias a cualquier cambio, hacer buen uso de las oportunidades e ir en busca de ellas si no se aparecen; y enfrentar retos inesperados.

4.- Fomentan la innovación. Un líder sabe que es esencial estar en constante actualización, verdaderamente la globalización es un hecho, y para un buen orientador es necesario estar al tanto de nuevos proyectos, servicios y cultura para seguir creciendo.

5.- Aprovechan las redes. Los líderes cultivan relaciones no solo con sus seguidores o trabajadores, sino con proveedores, clientes e incluso competidores.

6.- Inspiran compromiso. Es necesario para el líder asegurarse que sus seguidores o empleados realmente se sientan valorados y que su esfuerzo es considerado.

7.-Son flexibles. Un líder flexible es aquel que no vive constantemente pensando que “lo que le funcionó ayer, le funcionará hoy o mañana”. En cambio se adapta y busca siempre soluciones frescas para nuevos problemas y retos.

8.- Ágiles para aprender. Los líderes logran mantener un estado mental de aprendizaje constante, no solo personal sino colectivo, en el que reflexionan sobre sus éxitos y fracasos.

Ahora bien, formularé una vez más la pregunta, ¿seguiríamos a un líder considerado una mala persona? Pues, primero hablaré a favor de unos y luego de otros (con los que ciertamente me identifico).

En este mundo no existen personas perfectas, y cuestionar a una persona por su carácter, para algunos es ofensivo. Puede que el líder sea una persona de carácter atroz en el ámbito personal, pero que en el ámbito profesional sea un lince y ese fuera el motivo por el cual se le considera un líder. Un ejemplo sería el actual presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump; el hombre es conocido por sus constantes comentarios racistas y clasistas, considerado un mal ejemplo para unos pero un gran líder para otros.

Una opinión sería que todo aquel que posea características similares a las suyas, diría que es un “don”, y otra opinión sería que el hombre fue educado así y que la culpa no es suya sino de sus progenitores.

Ya aclarado el primer punto iré a por otro. Para otros, un líder es una persona empática, respetable, digna, admirable, altruista, trabajadora, emprendedora, inteligente, justa, atenta, carismática (por supuesto), etc… No es necesario que goce de todas las características pero que al menos posea tres o cuatro de ellas. Un ejemplo sería el pastor americano Joel Osteen, que es considerado un ejemplo por su estilo de vida y por sus constantes discursos motivacionales.

Una persona empática posee la cualidad del detalle y observación las cuales son herramientas fundamentales para ella. Si prestamos atención a lo que otros transmiten, tratamos de ponernos en su lugar y sentir como sienten, entonces lograremos su respeto y consideración (explicando una cualidad ya he descrito otras tres (3), si no te has dado cuenta, relee este párrafo, te enterarás).
Se espera de un líder que sea una persona digna, una persona digna es aquella que se gana la admiración y respeto de otras mediante sus actos, su forma de hablar, de observar o simplemente su forma de vivir.
El altruismo es otra capacidad de la que un buen líder debe gozar, ya que una persona centrada en sí misma, en satisfacer sus propios deseos y despreocupada por los demás o por cómo les afecte sus acciones, es una persona egoísta y sin sentimientos ni empatía.

Por último, un buen líder necesita ser una persona diligente, enérgica, que se proponga no solo trabajar por su propio bien o por sus propios métodos, sino por el bien también de los demás y en conjunto con ellos. Es por esa razón que en inglés, usualmente la palabra "líder" no va sola, siempre usamos “team leader” o “team builder”, que es casi considerado lo mismo (líder de un equipo o creador de un equipo).
“Un buen líder debe entender que no lidera a animales, sino a personas razonables, emocionales y pensantes, por lo que debe llevar un liderazgo vinculado totalmente a la autoridad y no al poder” dice la autora Margarita Chico.

Concluiré añadiendo que si no tenemos (1) compasión, (2) comprensibilidad y (3) amor al prójimo, entonces carecemos de aptitudes básicas para llamarnos “líderes” ya que para la sociedad en la que vivimos, llena de pensadores y “jueces” emocionales, son los pilares de los que depende nuestro liderazgo.

Dicho esto, en mi opinión no se puede ser un líder si eres percibido como mala persona y no puedes ser un buen líder si no reúnes muchas de las características que he comentado, porque para ganar esa repercusión, la gente, tus potenciales seguidores o tu equipo debe percibir que haces algo bueno, no solo por ti sino por ellos y por otra gente, ¿tú qué opinas?

Ha sido un grandísimo placer expresarme en este texto solicitado por una gran lectora y que espero ansiosamente pueda dejar su pensamiento en este blog, por supuesto cuento con vosotros también queridos y fieles livaglayers (y con que dejéis vuestras opiniones). Se os aprecia, ¡hasta pronto! Nos vamos leyendo.


TU OPINIÓN NOS IMPORTA, no olvides compartirla, COMENTA QUE TE LEEMOS. SÍGUENOS  EN NUESTRAS REDES SOCIALES, REGALA UN LIKE, COMPARTE CON OTROS Y SUSCRÍBETE. CAMBIA VIDAS.

You May Also Like

4 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, lo has clavado��������

    ResponderEliminar
  2. Gracias Kelly por tus palabras!❤

    ResponderEliminar
  3. Hola, qué tal?
    Este tema si que me agrada muchísimo, gracias por compartirlo, abrazo grande!

    ResponderEliminar
  4. Hola Viviana, todo bien. Esperando que también te esté yendo bien. Gracias por las sugerencias y por leernos. Un gusto siempre, abrazos!

    ResponderEliminar

TU OPINIÓN NOS IMPORTA, ¡COMPÁRTELA!

..........YA TENEMOS PÁGINA EN FACEBOOK ¿AÚN NO NOS SIGUES? ANÍMATE..........