SIETE ACCIONES QUE TE PODRÍAN CAMBIAR LA VIDA II

by - viernes, julio 19, 2019

Autora: Estefanía Mbá

Hace aproximadamente dos años yo escribía aquí la primera parte de Siete acciones que te podrían cambiar la vida. Hoy por fin publico la segunda, pero no sin antes mencionar que este no es un texto que se basa en grandes cosas, sino en pequeños detalles que yo personalmente pienso que pueden cambiar y facilitarte la existencia. Son acciones que libremente puedes empezar a practicar o simplemente hacer como si nunca hubieran llegado a ti estas letras. Esto ha de ser tomado como entretenimiento, porque no te habla una especialista sino alguien que comparte sus observaciones y algunas lecciones de vida.
Dicho esto, ¿qué otras siete acciones podrían cambiarte la vida?

1- No te lo tomes personal. Esta es una acción o ejercicio que recomiendo porque sé que las personas generalmente tendemos a centrar y valorar a las personas y a las cosas desde nuestro prisma (cosa que es lógica porque solemos ser nuestro punto de referencia).
¿La persona x no ha tenido la actitud que tú esperabas? Recuerda, ¡no tiene porqué ser personal! La persona X puede comportarse de cierta forma por razones que ni siquiera tienen que ver contigo. Te puede tratar muy bien o muy mal por razones que tú no controlas, razones que tienen que ver más con él/ella que contigo. No te lo tomes personal, significa no hacerte el ombligo del mundo (que sí, que hay que quererse y todo lo que tú quieras, pero el mundo no gira entorno a ti. Y los demás tampoco. Cuanto antes lo aceptes mejor).

2- Prioriza a los que siempre están y a los que sacan lo mejor de ti. Habrás leído algo parecido en alguna parte, esto podría mejorar tu existencia seguramente.
Una de las cosas más limitadas que tenemos es el tiempo, y yo me he dado cuenta que invertirlo en gente que no sabes si está o no está es una muy mala inversión, a corto, mediano y largo plazo. My friend (amigo/a) no digas después que nadie te lo advirtió. Hay alguien con quien hablas o pasas un rato y de repente te sientes más vivo/a, alegre, motivado, reflexivo...? Acércate más a esa persona, más que quitarte energía te la dará.
3- Comparte. Esta parece fácil no? Pues a mucha gente le cuesta. Y creo que es una acción que ya te había comentado antes de forma diferente. Compartir importa, importa mucho. Y hay algo mágico en dar, en compartir, ya sean experiencias, conocimientos, recursos, tiempo… Algunos piensan que si comparten van a perder, yo les propongo que simplemente lo intenten. No siempre es grato compartir con todos (quiero decir que te podrías topar con gente que te vuelva receloso/a al respecto por su actitud, pero incluso en el peor de los casos, compartir suma más que resta. Habla más de ti que de los otros, así que comparte siempre que puedas).

4- Espera algo a cambio y no te sientas mal por ello. Esta acción está muy relacionada con la anterior. Sí, ya dije que es bueno compartir, lo esperado ahora sería decirte que compartas sin esperar nada. Pero no es del todo mi plan.
Una persona como yo se preguntaría, ¿es posible dar sin esperar nada?, ¿qué sentido tendría hacerlo? Este es un tema que, si quieres que desarrolle en profundidad, solo tienes que ponerlo en los comentarios.
Yo personalmente pienso que todos cuando dan esperan algo a cambio. Ahora bien, ese algo no tiene porqué ser material o igual para todos. Es más, a veces la gente no te dirá lo que espera porque quizás no queda bien visto que lo hagan. Aquí entre nos (shhh), desconfía cuando alguien te diga que pone su esfuerzo en algo para conseguir "nada". Todo el mundo quiere algo a cambio.
Ejemplos aquí porque no quiero que mis palabras se saquen de contexto: tu amigo te puede escuchar porque espera que eso te alivie o para que tú también puedas estar cuando te necesite, pero no te escucha porque sí (salvo que sea un robot). Tu jefe te contrató o tú aceptaste una oferta de trabajo porque ambos esperabáis algo (más ventas, mejorar el servicio, salario, estabilidad…). La gente dona recursos para una causa porque espera algo (ayudar a su comunidad, obtener algún beneficio fiscal, satisfacción personal…). Te han dicho que es malo compartir y esperar algo a cambio, pero esto requiere sus matices. Para mí el debate estaría más en: "Es aceptable esperar cualquier cosa a cambio?" o "qué merece la pena esperar?" Total, aceptar con naturalidad que no es malo esperar algo a cambio te podría cambiar la vida.

5- Sé paciente. Vivimos en una era en la que queremos los resultados y los queremos ya. Queremos que se cumplan todos nuestros deseos y queremos que se cumplan ya.
Me atrevo a afirmar que en los años venideros la paciencia será una cualidad muy demandada.
Te podría cambiar la vida aceptar que quizás debes esperar 30 o más años para tener la casa de tus sueños, que aunque vayas buscando a tu "alma gemela" ahora porque quieres casarte joven o tener pareja, tal vez puedes encontrarla a los 60 años y ser plenamente feliz. Que tras fracasar en nueve intentos de emprendimiento, tal vez el décimo sea el que te funcione y te lleve a la cima que esperas.
Ser paciente, aprender a vivir con la idea de que cada uno y cada cosa tiene su momento te puede aportar mayor paz que buscar insistentemente la gratificación instantánea.

6- Procura un balance entre la esencia y la apariencia. Digo procurar porque soy consciente de que como sociedad de la era digital, cada vez valoramos más lo que parece, en detrimento de lo que es realmente. No voy a entrar en detalle aquí, pero esto es algo de lo que ni siquiera muchas de las personas de prestigio que conocemos, admiramos y respetamos desde la distancia han podido evadir. Y es en este punto donde confieso que hasta yo que ahora escribo esto, tengo que recordarme que lo importante es "lo que es, quien soy" y no solo "lo que parece, lo que parezco". Es decir, encontrar un balance entre lo que uno es y lo que uno parece ser, no solo desde los propios ojos sino desde fuera (generalmente hablando, obviamente. No siempre te puedes ver, ni los demás te pueden ver como realmente eres).

7- Puedes hacerlo a tu manera. Puedes ser tú. Esto es un poco como intentar salirse del rebaño, a veces puede salir muy bien y otras no tanto. Si bien ahora muchos nos venden recetas para conseguir lo que ellos consiguieron o llegar donde ellos han llegado, compra las recetas pero no pierdas de vista que en el fondo, en la mayoría de los casos (si no en todos) lograron diferenciarse por ser fieles a sí mismos (ser fiel a ti no significa que no puedes hacer cosas que te hagan mejorar como persona o profesional). Puedes probar tus propios métodos y hacerlo a tu manera.

Y bien LivAglayers... Espero que esto os resulte útil. Ya sabéis que podéis dejar aquí en los comentarios vuestras opiniones, aunque las que sean de desacuerdo. Decirme si se os ocurren más acciones que pueden cambiar vidas.
También podéis compartir este texto con quienes penséis que les haría bien leerlo o por las razones que queráis. En fin, os leo y espero escribiros algo más pronto.
Sabéis que podéis proponernos temas sobre los que os interese leer en LivAglaya, ya sea en los comentarios o a través de nuestro contacto en este enlace.
¡Gracias a ti que me lees siempre!


TU OPINIÓN NOS IMPORTA, no olvides compartirla, COMENTA QUE TE LEEMOS. SÍGUENOS  EN NUESTRAS REDES SOCIALES, REGALA UN LIKE, COMPARTE CON OTROS Y SUSCRÍBETE. CAMBIA VIDAS.

You May Also Like

0 comentarios

TU OPINIÓN NOS IMPORTA, ¡COMPÁRTELA!

..........YA TENEMOS PÁGINA EN FACEBOOK ¿AÚN NO NOS SIGUES? ANÍMATE..........