LA MUERTE NOS IGUALA, ESO DICEN.

by - viernes, junio 22, 2018

Autora: Estefanía Mbá 

Toca reflexionar sobre la muerte, sobre la muerte como igualadora, sobre el tópico “​omnia mors aequat”.
Sé que no es un tema que a todos nos agrade o atraiga, pero bueno, me gusta pensar también en estas cosas. Por eso, antes de que sigas leyendo este fragmento quiero hacerte una pregunta: ¿Tú crees que la muerte nos iguala? ​Respóndete primero, explícate las razones de tu respuesta y después continúa.

No sé si será tu caso, pero mucha gente cree firmemente que la muerte tiene un poder igualador. Algunos encuentran consuelo, sosiego y cierto alivio en esta frase. Parece ser que hay un hecho generalmente aceptado, y es la creencia de que el final es para todos igual, si la muerte es el final.

Hace tiempo que vengo pensando en el grado de veracidad de tal frase, esa frase tan ampliamente utilizada y popularmente asumida como certera, y a raíz de mis reflexiones, he llegado a una conclusión respecto a este tema. La comparto con antelación: “La muerte solo nos iguala en el hecho de que dejamos de respirar, en el hecho de que nos volvemos inertes, en entes sin vida. En otros aspectos, la muerte solo evidencia aún más nuestras diferencias, mostrando que prevalecen esas distinciones que muchos tanto aborrecen”. 
Me tomé la libertad de observar diferentes cementerios de diferentes localidades.
Curiosamente, también quise observar los ataúdes durante los entierros, las urnas y otros detalles más. Todo lo que vi me hizo concluir lo que antes he afirmado y compartido contigo.

En cuanto a los ataúdes, podía encontrarlos de diferentes formas y tamaños. Algunos de ellos estaban más trabajados y relucientes, en los otros quedaba clara la ausencia de celo y cuidado. 
También observé las tumbas. Algunas eran más grandes y las otras más pequeñas. Algunas eran bastante uniformes entre sí y otras de notable extravagancia. Unas estaban más cuidadas y las otras muy abandonadas. “¡Qué curioso!” Pensé. En el cementerio, podía seguir distinguiendo quiénes fueron ricos y quiénes no, pues hay tumbas que parecen mansiones, mientras que otras ni un ladrillo tienen. Podía saber quiénes son los queridos o lo fueron, y quienes han quedado en el olvido, porque en unas encontraba flores frescas y en otras hojas secas. 
Las tumbas me llevaron a pensar en la incineración, pensé en aquellas personas de cuyos cuerpos nos despedimos quemándolos. Sin embargo, la dinámica no cambió mucho. Podía seguir encontrando diferencias entre las urnas en las que las personas depositaban las cenizas de sus seres partidos. Las podía encontrar de diferentes formas y colores, calidad y material. Muy parecido a lo que pasaba en los cementerios. Algunos esparcen las cenizas en algún lugar, otros las entierran.

“¿Y qué pasa con los que no entran en las categorías anteriores?” Me pregunté.
Hay personas cuyos cuerpos no pueden ser encontrados tras su muerte, que no pueden ser enterradas o incineradas por elección propia o de su familia, ¿qué es de aquellos cuyos restos sólo descansan en nuestros recuerdos? 


Pensé, he pensado en las formas de morir. Todos dejan de respirar, pero no todos lo hacen de la misma manera tras años de intensas guerras o huyendo de ellas, tras largas o repentinas enfermedades, en accidentes, asesinados o tumbados en sus camas.  
Pensé, he pensado en los momentos de la muerte, he pensado en lo que dejan los que parten. No todos mueren a la misma edad, algunos ni llegan a nacer. Unos parten en la infancia, otros en la adolescencia, algunos cuando son adultos, los demás de viejos. Unos dejan problemas y dolor, otros legados de valor. Algunos dejan paz y armonía, esperanza, alegría. Aquí, la muerte sigue afectando de forma diferente a cada mortal, y aunque cada uno deja algo, la muerte es justa con unos, y tan injusta con otros...

La muerte nos iguala, eso dicen. Quizás sea cierto, quizás no lo sea del todo. 


TU OPINIÓN NOS IMPORTA, no olvides compartirla, COMENTA QUE TE LEEMOS. SÍGUENOS  EN NUESTRAS REDES SOCIALES, REGALA UN LIKE, COMPARTE CON OTROS Y SUSCRÍBETE. CAMBIA VIDAS.

You May Also Like

0 comentarios

TU OPINIÓN NOS IMPORTA, ¡COMPÁRTELA!

..........YA TENEMOS PÁGINA EN FACEBOOK ¿AÚN NO NOS SIGUES? ANÍMATE..........