EL MATRIMONIO EN ÁFRICA ¿SITUACIÓN DE OPRESIÓN SOBRE LA MUJER AFRICANA?

by - lunes, junio 04, 2018



Autora: Cheswa Alogo

Antes de proceder al tema principal de este texto, veo necesario aclarar a mis queridos LivAglayers y queridos lectores que no se limita exclusivamente a los que estén legítimamente casados sino que se hace una extensión incluyendo también a las parejas de hecho y relaciones afectivas análogas que se dan entre hombres y mujeres. Cuando hable de matrimonio, pueden asimilarlo a este tipo de relaciones matizadas también. Informarles además que este texto tiene como mayor objetivo brindar una visión y reflexión general de lo que concierne a este tema en el continente africano.
Segurísima estoy de que muchos africanos al leer el título de este texto se preguntarán: “¿Y por qué este tema? Si encontraste la tradición y tus progenitores (padres, madres) no se quejaron de ella…” Pero bueno, solo puedo decirles que esta reflexión la escribo sintiendo, con pasión y, como dice nuestro eslogan de LivAglaya espero que me leas con mucha ilusión.

El matrimonio africano, ¿es una situación de opresión sobre la mujer africana? Primeramente, comenzaré haciendo una referencia a la cita del autor escocés Dave Willis, sacada de su libro “Las Siete Reglas del Amor”. Según el autor, “el matrimonio no es 50-50; en cambio el divorcio sí. El matrimonio es 100%. Es decir, repartir todo a medias pero dando todo lo que tiene uno”.
Desde hace tiempo, la mujer ha sido consignada como ama de casa, sumisa y fiel. Aunque este planteamiento ya no sea tan cierto en el denominado primer mundo, no deja de tener parte de razón en el continente africano. Es de anotar igualmente, que el ‘status quo’ de la mujer en los llamados países del primer mundo ha cambiado tras siglos de lucha, ahora la mujer es en gran medida considerada como alguien igual en derechos y capacidades. Sin embargo, el estado de la mujer sigue en proceso de cambio en el continente africano, hay avances admirables también. Por lo tanto, he de señalar que algunos países africanos han dado pasos muy importantes teniendo o habiendo tenido como jefa de estado a una mujer. Entre ellos están Liberia, Sudáfrica, Gabón, Malawi, República Centroáfricana, Burundi, etc.

Me veo en la obligación de señalar previamente, por lo anterior y entre otras cosas, la gran diversidad a nivel cultural y demás aspectos de los países que conforman el continente africano, así como la singularidad de cada una de las familias que forman esos países. Sin embargo, diré que en términos de lo más sobresaliente y generalizado, en el continente africano la mujer normalmente es educada para percibir lo que quiere o espera de ella su supuesto futuro esposo, muy poca atención se ha prestado a sus valores personales.
Desde la infancia, y desde que se adquiere la condición de “mujer” (que suele ser a partir de la llegada o bienvenida de la primera regla) comienza el adoctrinamiento para que aprenda a limpiar, cocinar, cuidar del hogar, obedecer, tener la comida puntual en la mesa y en peores casos es denegada el derecho a la educación (que para eso ya estará el marido).

Muy antes de la inserción a la educación formal y superior, y el reconocimiento de las agitaciones del feminismo, gran parte de los valores de la mujer al crecer se enfocan más en lo que es la preparación de las jóvenes adolescentes con el propósito de encajar y a fin de ser mejores compañeras para sus futuros maridos/esposos. Y yo me pregunto y me sigo preguntando, ¿a qué proceso doméstico se les somete a ellos a fin de ser o llegar a ser los mejores maridos para sus futuras esposas? Está más que claro que a ninguno, salvo ese de ser el proveedor y cabecilla del hogar. Saber limpiar o cocinar en sí no es malo para una persona, pero orientar la educación de los hijos en base a su condición de hombre o mujer y respecto a los procesos domésticos, da mucho que pensar. Personalmente, me llevó un buen tiempo el poder “entender” e “interiorizar” dicha "tradición", pero me da que aunque me presten todo el tiempo universal no terminaré de asociarme del todo con ella, por el poco aprecio que le brinda la parte masculina de la sociedad, es decir, la mala interpretación que hacen de la misma en muchos casos. Pero bueno, sigo con lo que nos atañe...
Tan pronto se casa la mujer o se compromete, se le deniegan ciertos derechos. Aciertan las encuestas cuando muestran que el mayor porcentaje de dichas mujeres lo ocupan las analfabetas, que en poco porcentaje están las más cultivadas y por otro lado, las de la educación media.

Algunos hombres africanos al casarse se vuelven  mini dioses para sus esposas esclavizándolas física y psicológicamente y expropiándolas de lo que son algunos de sus derechos fundamentales. El rol de la religión también suele ser clave. Muchos de ellos atribuyen dicha actitud a las santas escrituras de la Biblia (por poner a los que son cristianos como ejemplo). Cito desde el respeto algunos argumentos bíblicos que utilizan: el capítulo de Efesios 5:21 que declara que la mujer le debe a su esposo la obligación de someterse a él designándole también como cabeza sobre ella. Dicho esto, la esposa africana está obligada a recibir y tragarse comentarios, tratos degradantes y en peores ocasiones es hasta golpeada por su esposo. Entre estos comentarios están por ejemplo “la mujer no debe tener amigos, salir tarde, recibir llamadas en horas tardes o descuidar el hogar”, la mujer no puede hacer esto o lo otro... Sin embargo, el hombre sí que puede porque es ‘hombre’. Y aquí el más vejatorio de todos: “la mujer no puede tener relaciones extra-maritales, pero el hombre sí, porque es hombre y africano".

Miren, es más que evidente que muchas de las parejas africanas están compuestas de mini dioses en personajes maridos, y sumisas como esposas. Por lo tanto, el perjuicio es que muchos se ven atrapados y conjugados en matrimonios y relaciones tóxicas.
¿Es equitativa u objetiva dicha actitud hacia la mujer africana? Aquí especificaré también que existen mujeres africanas que interpretan dicho trato como símbolo de amor, diciendo algunas cosas como "si mi marido no me pega es porque no me quiere"¡Interesante! Pero, como digo siempre “más vale estar siempre rodeado de gente que sea buena para tu salud mental”.
Reitero una vez más que dicen proclamar dicha autoridad las escrituras de la Santa Biblia, pero lo que resulta extraño es que ninguno de nuestros abuelos, padres, tíos y hermanos se hayan tomado la molestia de escudriñar y leer atentamente lo que dice la continuación del famoso capítulo citado de Efesios.

La continuación del libro de Efesios capítulo 5 en el verso 25 dice: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como el Cristo amó a la iglesia y se entregó a ella’. El verso 21 dice: “sométanse unos a otros en el temor de Dios”. Enfatizo en las frases ‘entregó a ella’ y ‘sométanse unos a otros.’ Uno al leer el famoso capitulo combinándolo con la continuación y dándole una interpretación objetiva llegará a la conclusión de que el dichoso capítulo no pretende bajo ninguna circunstancia otorgarle excesivo poder al hombre sobre la mujer sino que el pretexto es la sumisión de ambas personas a fin de crear o establecer un matrimonio sólido y saludable. Está claro que utilizamos la Biblia según nuestra conveniencia, en este caso, según la versión más beneficiosa para el hombre.
Este no es un texto de hombres contra mujeres, el cambio que necesitamos no es solo cosa de mujeres, no solo lo necesita la mujer. Hay veces en las que los hombres que quieren hacer esas tareas consideradas como “femeninas” son marginados y burlados por otros que se consideran machos alfa o por las propias mujeres. Hay que entender que esto nos afecta a todos y ambas partes necesitan una educación diferente a la tradicional.

Queridos padres africanos, el continente africano sería el mejor lugar si tan solo pudierais darle la misma atención a vuestros hijos de ambos sexos al crecer. Eduquen a sus hombrecitos no solo con el pretexto de encajar con sus futuras parejas sino para que también puedan servirse por sí mismos en caso de que se encuentren solos o fuera de casa (que se tenga que ir del país para estudiar es un ejemplo).
De igual forma, también hay que decir que los hay que sí que se toman la molestia de educar a sus hombrecitos, pero muchas veces suelen ser casos en los que las madres no tuvieron la dichosa suerte de parir niñas. Pregunta: ¿Cuántas  de las que tienen hijos de ambos sexos se toman la molestia de educarlos del mismo modo? Repito una vez más mis palabras de párrafos anteriores, el cambio no solo es imprescindible para el sexo femenino sino también lo es para el masculino.

Querido hombre africano, tu esposa o pareja no es una propiedad inmobiliaria de la que puedes decidir o disponer como quieras. El matrimonio no es un 50/50 sino como dice el autor escocés Dave Willis, es un 100% por lo que ambos han de dar lo mejor de cada. El 100% implica trabajar en equipo, lo cual no tiene que ser complejo. También quiere decir no pensar, trabajar, decidir o actuar en unidad, sino hacerlo siempre en equipo. Su esposa es su mano ayudadora y ha de complementar lo que usted haya comenzado y no comenzar lo que usted haya planeado y terminarlo sola, y viceversa.

Querida mujer africana, por las recientes palabras de Rachel Maghan Markle, ahora duquesa de Sussex, te digo lo siguiente: "Las mujeres necesitamos un asiento en la mesa, necesitamos una invitación a la mesa y si esta oportunidad no está disponible, pues debes crear tu propia mesa". Mujer, tu tradición hace un conjunto de tus valores, costumbres y creencias, pero no escojas la parte que te maltrata, porque tú vales más que eso. No dejes de creer en tu valor como persona, trabaja y asegúrate de que sean realizados tus propios anhelos. Comienza hoy, mañana puede ser demasiado tarde”.

Recuerden ambos que el matrimonio es 100%, es decir repartir todo a medias pero dando todo lo que tiene uno.





TU OPINIÓN NOS IMPORTA, no olvides compartirla, COMENTA QUE TE LEEMOS. SÍGUENOS  EN NUESTRAS REDES SOCIALES, REGALA UN LIKE, COMPARTE CON OTROS Y SUSCRÍBETE. CAMBIA VIDAS.

You May Also Like

15 comentarios

  1. Jennifer Isabel4 jun. 2018 18:26:00

    muy bien dicho
    ànimo cheswa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario, Jennifer. Palabras como estas siempre animan. Gracias!

      Eliminar
  2. Hoy como ayer, las mujeres deben negarse a ser sumisas y crédulas, pues el disimulo no puede servir a la verdad”. (Germaine Greer).

    Tema interesante y de preocupación en la actualidad, keep on! (Mangue)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por darnos tu opinión Mangue. Desde luego, este un tema que nos preocupa y nos debería preocupar a todos los africanos.

      Eliminar
  3. Un grandicimo trabajo y muchas felicidades SRA. Cheswa ALOGO

    El concepto matrimonio en Africa se ha basado mas en un gran evento social, para muchos padres un negocio y forma de avance para la hija. En la sociedad actual tendriamos que tener en cuenta cuantos se casan por conveniencia y cuantos por amor.
    A las mujeres se las educa como uste lo menciono y al hombre no. Deberiamos de tener en cuanta cua fue el rol de la mujer en años atras, durante siglos la sociedad a considerado a la mujer como esposa y madre. Con el tiempo las mujeres van recobrando valor ante la sociedad ocupando roles del trabajo como en la politica. La mujer segun la Biblia la mujer viena hacer la ayuda de su marido ya se fisicamente, economicamente, mentalmente y espiritualmente. La mujer es el complemento del hombre.
    Muchas mujeres con el paso del tiempo piensan que esa area no es tan importante, es verdad, no lo es: !es crucial! No solo la mujer es la ayuda idonea de su esposo, su compalera, su mejor amiga si no que tambien su amante y deberias de tenerlo en cuenta, el cuerpo de la mujer le pertenece a su marido.
    El rol fundamental de la mujer en la familia, la mujer es el pilar esencial de la estructura ya que es el rol que determina el crecimiento evolutivo de las personas que son parte del hogar.
    No se pero en mi punto de vista, la mujer es la administradora de la casa si realmente quieren llegar a un avance... Muchas lo toman como una opresion o maltrato pero la verdad es que el su trabajo y se ve obligada para el bien familia.



    Cheswa Alogo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un halago para nosotr@s que te hayas tomado el tiempo de compartir lo que piensas. Este es un tema muy complejo y sobre el que cada uno tiene su opinión, todas respetables. Lo importante es que nos estemos planteando estas cosas y reflexionando sobre las mismas. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Francisco Lehning Nchaso4 jun. 2018 22:55:00

    Interesante...

    ResponderEliminar
  5. Esta es mi mujer, 💞💞💞💞💞💞💞💞💟💟💟🇬🇶🇬🇶🇬🇶🇬🇶, keep it up

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks OB MBA. Se aprecia el detalle. Gracias por pasarte!

      Eliminar
  6. amor Lena, acabo de leer tu texto, sencillamente me ha gustado tu reflexion, ójala con el paso del tiempo del tiempo lleguemos a eso y mas.
    Buen texto cielo.
    te echo muxo de menos, tkmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, vuelve pronto que se te echa de menos en LivAglaya. Gracias por dejarle el mensaje a Lena¡Transmitido!

      Eliminar
  7. "El cuerpo de la mujer le pertenece al marido" Error!!!!!!!. Nadie le pertenece a nadie, el cuerpo y la vida de un ser humano es unica y libre de pertenecer a nada, ni a nadie. No comparto este criterio, lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante el apunte. Nos alegra que hayas dejado este comentario. Gracias!

      Eliminar

TU OPINIÓN NOS IMPORTA, ¡COMPÁRTELA!

..........YA TENEMOS PÁGINA EN FACEBOOK ¿AÚN NO NOS SIGUES? ANÍMATE..........